La sostenibilidad de las ciudades se encuentra estrechamente ligada a la movilidad urbana y, por ende, a la calidad de vida de los habitantes. Bogotá hoy es una ciudad en la que el uso excesivo del automóvil domina las calles, incrementado la violencia vial, congestión vehicular y emisiones de gases invernadero. Otros factores como las aceras ineficientes, falta de señalización en las intersecciones para el cruce de peatones, falta de incentivos para el uso de modos de transporte sustentable como la bicicleta, entre muchos otros, han propiciado una generación de ciudadanos que han olvidado que caminar es una alternativa.

Esta iniciativa se originó de las diferentes asociaciones de vecinos del sector, las cuales desde su experiencia en estudiar y analizar las necesidades, intereses e inquietudes de su comunidad han identificado diferentes problemáticas que los afectan. Adicionalmente, y gracias a la gestión de El Tiempo Zona, Corpochicó y Corposéptima se logró reunir a todas las asociaciones para socializar estas problemáticas e identificar nodos de acción conjunta con el fin de aunar esfuerzos e identificar objetivos comunes, para definir y diseñar acciones de mayor impacto; en donde las acciones civiles se conviertan en los gestores protagónicos y así, lograr mayores niveles de apropiación comunitaria.

Se logró contar con la participación de diferentes entidades como:

Talleres

Por medio de los talleres cada entidad participante logró exponer las características y dinámicas de su sector y, por último, hacer un listado de los diferentes problemas identificados. Esto permitió que todos los asistentes generaran una conciencia colectiva, tanto de su sector como del área de influencia, logrando una mejor comprensión de sus problemáticas internas.

Tanto para la movilidad peatonal como para el espacio público, se encontraron problemáticas estructurales que dificultan la existencia de una adecuada gestión y funcionamiento de estos elementos en la ciudad. Estas problemáticas tienen repercusiones sectoriales en diversos ámbitos, que inciden en diferentes componentes de la vida urbana.

Taller metodología para el diagnóstico e intervención de intersecciones viales. 7 de febrero de 2016

Recurso 3
Recurso 1
Recurso 1

Las diferentes asociaciones identificaron las intersecciones más peligrosas teniendo en cuenta criterios como: los sentidos de circulación; señalización, mobiliario y mantenimiento; áreas de conflicto y flujos peatonales. Se comprometieron a darle prioridad a aquellas que colindan con colegios, y donde el flujo peatonal puede ser muy amplio y se hubieran presentado reportes o hechos negativos como accidentes, dificultad para realizar el cruce, entre otras. Las intersecciones seleccionadas fueron:

Calle 92 # 7

Calle 82 # 8 y 9

Calle 85 # 16

Calle 80 # 9

Calle 73# 9

Definición del área

Se logró el listado y la identificación de las dinámicas de los cruces y las zonas más representativas de cada sector, las cuales, posteriormente, fueron priorizadas teniendo en cuenta el nivel de afectación a la comunidad, flujos vehiculares, entre otros. Esta información fue el insumo principal para la generación del primer diagnóstico de la zona, que incluye la delimitación del área de estudio, dinámicas intrazonales e intersecciones conflictivas.

Diagnóstico de puntos problemáticos en la zona del Chicó

Diseños propuestos

 Calle 82 # 9                                                                  Calle 92 # 7

Calle 82 # 8

 Calle 85 # 16

Calle 73 # 9

Calle 80 # 9

Como resultado, se logró exponer todo el trabajo realizado con las entidades y sustentar el diagnóstico realizado, obteniendo por parte de la entidad una respuesta positiva al generar un compromiso con la comunidad de mejorar la mayoría de las intersecciones propuestas y más aún en la mejora de los diseños presentados para finalmente ser implementados.

Para Finalizar y como conclusión del ejercicio es importante resaltar la importancia del compromiso comunitario para mejorar sus espacios y ambientes, pues al habitar en ellos generan un conocimiento invaluable que debe procurar ser usado en beneficio de la misma comunidad. Adicionalmente, es importante generar conciencia sobre la responsabilidad del sector empresarial y técnico, ya que es importante promocionar espacios en los que se logren dar aportes desde su experiencia y así lograr soportar este tipo de iniciativas las cuales sin un soporte técnico pueden carecer de rigor y de herramientas de formulación.